martes, 13 noviembre 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
El Sistema Romano E-mail

 

En el Derecho romano el contrato aparece como una forma de acuerdo (conventio). La convención, es el consentimiento de dos a más personas que se avienen sobre una cosa que deben dar o prestar.


La convención, se divide en pacto (pactum) y contrato (contractus), siendo el pacto aquel que no tiene nombre ni causa y el contrato aquel que los tiene. En este contexto se entiende por nombre la palabra que produce la acción (el pacto se refiere solo a relaciones que solo engendran una excepción). La causa, es alguna cosa presente de la cual se deriva la obligación. El pacto fue paulatinamente, asimilándose al contrato al considerar acciones para exigir su cumplimiento.


contratosEl contrato, se aplica a todo acuerdo de voluntades dirigido a crear obligaciones civilmente exigibles. Estaba siempre, protegido por una acción que le atribuía plena eficacia jurídica.


Los contratos se dividen en verdaderos y cuasicontratos. Eran verdaderos los que se basaban en consentimiento expreso de las partes y los cuasicontratos los basados en el consentimiento presunto. Cuasicontratos. Son aquellos, que se basan en el consentimiento presunto de las partes.


A su vez los contratos verdaderos de dividían en nominados e innominados. Eran nominados los que tenían nombre especifico y particular confirmado por el derecho (ej. compraventa), e innominados los que aún teniendo causa no tenían nombre. Los contratos innominados eran cuatro, Doy para que des, Doy para que hagas, Hago para que des y Hago para que hagas. Lo característico de los contratos innominados es que en ellos no intervenía el dinero contado.


En el derecho romano existían contratos unilaterales y bilaterales. Los contratos unilaterales obligaban solo a una de las partes (por ejemplo, el mutuo) y los bilaterales obligaban a ambas partes (como en el caso de la compraventa).

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos